Drogas y salud: dispositivos de atención para usuarios – Experiencias y propuestas

Con el avance de las teorías que indican que el principal abordaje al tema drogas debe hacerse desde el punto de vista sanitario, el ámbito de los dispositivos de atención a usuarios es un terreno cada vez más fértil para desarrollar diversas ideas e iniciativas. En este panel que tuvo lugar en el marco de la 9º Conferencia Nacional sobre Políticas de Drogas se expusieron cuatro experiencias: una a nivel nacional (del INADI), una de Paraguay, una de la ciudad de Rosario y otra de la provincia de Río Negro.

 

(Buenos Aires, 5 de julio de 2011) La sanción a finales del 2010 de la Ley Nacional de Salud Mental abre el camino a un cambio de paradigma en la atención de las personas con padecimiento psíquico, entre ellas los consumidores problemáticos de sustancias. ¿Qué desafíos conlleva la puesta en marcha de esta ley? ¿Es necesario pensar nuevos dispositivos para la atención a personas que usan drogas? ¿Cómo articular los espacios territoriales de intervención con los marcos institucionales más tradicionales?

Para buscar una respuesta, compartieron el panel Aportes para pensar los dispositivos de atención a personas que usan drogas el experto paraguayo Agustín Barua Caffarena, Jefe del Departamento de Salud Comunitaria, Cátedra de Psiquiatría, Universidad Nacional de Asunción, Roxana Amendolaro, Coordinadora del Programa Discriminación y Salud Mental del INADI, Lautaro D’Anna, integrante del Proyecto de Prevención y tratamiento de las adicciones de la Municipalidad de Rosario, y Vanda Ianowski, Jefa del Departamento de Salud Mental Comunitaria de la Provincia de Río Negro.

El comienzo de la mesa fue con Agustín Barúa Caffarena, quien contó acerca de la perspectiva “clinitaria”. “Tiene que ver con las sensibilidades comunitarias. Hay equipos de salud de la familia: agentes comunitarias de salud contratadas por el municipio y profesionales. Hay 503 equipos de salud mental dentro del Ministerio de Salud y la idea es llegar a 1700 equipos para lograr una cobertura universal del país con equipos de salud mental -explicó-. La metodología de trabajo que llamamos ‘clinitaria’ tiene tres ejes: acercamiento, vinculación y acompañamiento. Estas tres palabras definen nuestra apuesta, centrada en vínculo social solidario”.

Desde Rosario, Lautaro D´Anna, trabajador social, integrante del Proyecto de Prevención y Tratamiento de las Adicciones de los Centros de la Juventud de la Secretaría de Promoción y Salud Pública de esa ciudad, presentó una ponencia basada en la construcción de anclaje en lo territorial y el trabajo entre distintos  programas: “Proponemos despedazar la idea del ‘MI’, ‘mi programa’, ‘mi taller’. Porque, por ejemplo, permanentemente vienen adolescentes  con bebés a pedir una formación de oficio. A estas personas las tendrían que atender un montón de programas diferentes, sería como despedazar la situación en quince programas diferentes. Entonces lo que hacemos es un trabajo con mini-equipo, tratar de articular y construir la intervención desde la intersectorialidad. Esto para desarmar un poco la idea de que ‘viene el programa de atención de adicciones y va a resolver el problema de drogas’. Eso es un mito, porque ningún programa por sí mismo puede resolver ese tema”, explicó.

Por su parte, Vanda Ianowski presentó el Plan Provicnial de Prevención, Atención y Rehabilitación de Personas con Consumo Problemático que se lleva a adelante en Río Negro. Con la idea de un abordaje integral desde el modelo de reducción de daños, se propone como eje central “la participación social, porque la salud mental comunitaria no es posible si no hay organización popular”.

“A nivel local propusimos un equipo interinstitucional, que es un equipo de apoyo que combina los recursos existentes. A la vez que organizativamente es interministerial, articula con la idea de re-transformar la demanda: sacar del centro el consumo de sustancias para ver la vida de la persona y trabajar su integralidad. Eso es particularmente importante en el caso del abuso problemático de sustancias. Que la internación quede como último recurso, que sea breve y que sea para la pronta integración social”, sostuvo Ianowski.

A su turno, Roxana Amendolaro, del INADI, presentó un estado de situación, según las cifras relevadas en el libro “Vidas Arrasadas” (del cual es co-autora y fue editado por el CELS) sobre el sufrimiento en las instituciones de atención de la salud mental:

  • Aproximadamente 25 mil personas están detenidas en centros de internación.
  • Más de un 80% permanecen alojadas durante más de un año.
  • Dos tercios de esta población se encuentran en el sistema público. El 75% está en centros de grandes dimensiones (800 o más camas).
  • Entre el 60% y 90% de estas personas no deberían estar internadas.
  • Al menos el 75% de la población que requirió asistencia en salud mental en su vida, no la recibió

Amendolaro recordó que la reciente ley de Salud Mental 26.657 plantea en su artículo 4 que “las adicciones deben ser abordadas como parte integrante del campo de la salud mental” y que esto significa que “las personas con uso problemático de drogas, legales e ilegales, tienen todos los derechos y garantías”.

Intercambios Asociación Civil es una organización clave en América Latina en temas de reducción de daños y políticas de drogas. Desarrolla acciones de incidencia política, investigación y capacitación con el objetivo de influir en las políticas de drogas gubernamentales y multilaterales. Organizó la I y II Conferencias Latinoamericanas Sobre Políticas de Drogas (Buenos Aires 2009, Río de Janeiro 2010); coordinó el proceso de discusión de la sociedad civil en la región sobre las metas fijadas por la Sesión Especial de la Asamblea de Naciones Unidas sobre Drogas (UNGASS) y lleva organizadas ocho Conferencias Nacionales de Políticas de Drogas. Entre sus publicaciones se cuentan: “Aportes para una nueva política de drogas. V y VI Conferencia Nacional sobre Políticas de Drogas” (2010); y “Saberes y prácticas sobre drogas. El caso de la pasta base de cocaína” (2007).

 

Contactos de Prensa

Intercambios Asociación Civil: +54 11 4954 7272
Eva Amorín: (011) 15 4401 4630  / Horacio Torres: (011) 15 6794 6315
BLOG: http://conferenciadrogas.wordpress.com/
Twitter: @Intercambios_AC / FB: Intercambios Asociación Civil
prensa@conferenciadrogas.org.ar / lista@intercambios.org.ar /

Los comentarios están cerrados.